Historia de un can

Para vos, Juanita. Ángel, humanoide, férrea compañera

La lechigada color café con leche estaba desparramada por el corral. Eran ocho cachorros, algunos pequeños, otros no tanto, un par regordetes. Mamá y yo debíamos elegir; siempre alguna hembra, que suelen ser, por experiencias pasadas, más despiertas que los machos. Así había sido con Lola y con Cata, quienes iniciaron la cadena de Viszlas que ahora nos proponíamos continuar eslabonando.

Yo la vi primero, estaba en un rincón. Un poco alejada del resto, tímida, pero con la mirada más encantadora que un perrito puede ofrecer. Tenía una cinta blanca que le rodeaba el cuello. Mamá la alzó y el animal comenzó a chupetearla enseguida. Esa costumbre la sigue teniendo: lamer caras, manos, juguetes, puertas (daría la sensación de que quisiera abrirlas a lengüetazos).

Juanita hoy tiene siete años pero aparenta menos. Un par de canas en el mentón la delatan, pero su actitud vital y tamaño más pequeño que la media sugieren otra edad. Recibe piropos de todo el mundo, tiene dos tías oficiales y es influencer en las redes sociales. Duerme conmigo, ocupa mitad de la cama y su pelo corto está presente en cada rincón de la casa. La llamaron para participar del Festival de Cannes, pero no puede asistir por inconvenientes logísticos. Mamá quería llamarla Uma, pero yo luché para que por Juana. Tiene rostro de Juana, de Juanita. Juana Banana. Juanita perrita.

Juanita1 Juanita2.jpg

Juanita3

El Viszla o braco húngaro es un perro de caza o animal de companía (Juanita pertenece a esta segunda categoría; de casa, no de caza). Tiene un promedio de vida de 10-14 años, olfato envidiable y se mueve bien por agua y por tierra (Juana prefiere la tierra). La raza fue utilizada para la caza en la cetrería y halconería antes de inventarse las armas de fuego y es un perro muy admirado en Europa Central.

***

Benelli es un Viszla que se desempeña como eximio cazador de faisanes en los Estados Unidos. Dice Chris Mcgee que si nunca fuiste a cazar faisanes, te estás perdiendo de una aventura up-close e in-your-face. No sé bien qué quiere decir, pero suena tentador y desafiante. Dice que te agarra un rush de adrenalina cuando vez al ave tomar vuelo. Parece ser que pega una carcajada cuando despega hacia el frío y ligeramente nevado cielo de enero. Con dos tiros, Chris y sus amigos derriban al animal. Benelli se traba en punta, patas señalando la presa, exhibiendo su musculatura congénita, equina, típica de los Viszlas. Recupera al bicho en un espectáculo memorable.

***

Pero Juanita es un perro de casa, que persigue torpemente a las palomas, le teme a los gatos y caza cucarachas en verano. Es un encanto de ver, igual, cuando corre por las plazas con las orejas al viento. Pone la nariz en punta y un puede ver cómo contrae los orificios nasales descubriendo un mundo aromático que nos es totalmente ajeno.

Tengan un Viszla. Les aseguro que disfrutarán de la mejor compañía perruna sobre esta tierra. Es una promesa. Pregúntenle a mis amigos.

FUENTES
-Juana
-https://www.vanguardworld.us/2017/01/31/benelli-amazing-pheasant-hunting-vizsla/
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s