Tiburones

No hay comentarios

Hoy leí un dato increíble: los tiburones no pueden permanecer inmóviles ya que no poseen vegija natatoria, un órgano de fotación que tienen la mayoría de los peces óseos. Por ello, no duermen, sinos se hundirían y morirían. Además, sus branquias sólo pueden absorber oxígeno cuando el tiburón está nadando.

Accionar, no paralizarse, no hundirse en la inacción. El karma es acción.

De chica tuve una etapa de fascinación por los tiburones. Los recortaba de revistas y libros, en una época de revistas y libros. Eran habituales los documentales en donde los buzos ingresaban al agua en jaulas y filmaban a los tiburones aproximándose a su encuentro, levantando la nariz y mostrando sus dientes. Usualmente, eran Tiburones Blancos (The Great White). Para enfrentar a un tiburón, había que golpear su nariz sobresaliente para impedir el mordisco fatal.

Después de ver Jaws, tenía miedo de nadar en la pileta. A veces, en el mar, estaba atenta por si aparecía una aleta de tiburón.

Dicen que huelen la sangre.

Mucha gente solía colgarse dientes de tiburón en el cuello. Cuando uno de estos peces muere y su cartílago se disuelve, sus dientes caen al fondo del océano. El sedimento arenoso que los cubre previene que las bacterias los alcancen. Cuando pasan muchos muchos años, estos huesos se convierten en fósiles muy apreciados.

La mayoría de los tiburones tienen entre 5 y 15 filas de dientes en cada mandíbula.

Los tiburones han vivido en el Planeta Tierra por más de 400 millones de años.

Captura de pantalla 2018-03-20 a las 8.17.06

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s